¿Será capaz mi empresa de adaptarse a las nuevas necesidades del mercado?

¿Tendré éxito en el futuro con mi actual estrategia de negocio?

¿Debo incluir la tecnología como valor diferenciador que me permita tener unas ventajas en mercado? ¿Debo mejorar mis procesos operativos?

Estas y otras preguntas similares nos las estamos haciendo continuamente ya sea porque el mercado nos exige estas reflexiones o porque como dinamizadores de nuestros negocios estamos siempre buscando la estrategia corporativa “idónea”.

Son muchos los factores de éxito que potencian una PYME, pero me gustaría reflexionar sobre uno en particular que es el uso de las tecnologías de la información y sobre todo, en la utilización de herramientas para mejorar los procesos que pueden darnos ese valor diferenciador en las organizaciones. En Zertifika creemos que este es un aspecto clave ya que debemos saber aprovechar las oportunidades que pueden derivarse de la mejora continua en los procesos operacionales de las compañías, mejoras que vienen acompañadas de procesos de transformación del negocio, mejores conocimientos técnicos y experiencia del personal. Sin embargo, es de especial importancia la cuestión de no seguir las tendencias y modas que representan estas innovaciones tecnológicas si no se tiene claro cual es la contribución real y concreta de las mismas para seguir creando valor en el mercado.

Para ellos debemos integrar estas propuestas dentro de la estrategia corporativa. La digitalización, la optimización de procesos en los modelos de negocio no debe ser sólo un fin en si mismo. Necesitamos hacer una revisión de la situación actual y preguntarnos si: ” ¿Podemos tener éxito en el futuro con el actual modelo de negocio?”

Por ello se debe considerar en qué medida una parte de ese futuro se sustenta desde procesos tecnológicos y si los mismos dan soporte a esas necesidades de éxito o si debemos desarrollar completamente esos modelos de negocio con el propósito de asegurarnos ese objetivo, ya que las necesidades de los clientes/ proveedores/ personal interno… cada vez requieren mayor información estructurada y eficiente en cada proceso/ escenario del negocio.

Por eso subyace la pregunta: ¿Cómo podemos hacer que nuestra empresa, nuestros empleados, productos y servicios a través de una mejor estrategia tecnológica mediante la puesta a disposición de información a todos ellos hará que seamos más competitivos?

Para ello debemos extender, dentro del contexto de la gestión de la información, el análisis ya mencionado a las tecnologías aplicables y a la técnicas necesarias para potenciar esa cadena de valor profundizando en ¿qué actividades son vitales para mi empresa, cuales son susceptibles de apoyo, que interacciones hay en esos puntos críticos, que activos deben ser controlados y en qué momentos?

Estas preguntas y otras muchas que nos podamos hacer, no deben hacernos olvidar la realidad de las pymes españolas, ya que el acceso a la tecnología actualmente está supeditado a la necesidad operacional.

Cuestiones frecuentes como si el aumento de la digitalización ( la famosa frase “la oficina sin papeles”) será positivo o negativo y como se verá mi empresa afectada, están hoy ya obsoletas ya que las pymes deben ser parte integral de la revolución digital y deben encontrar respuesta a estas cuestiones con un SI y con un cuando EMPIEZO a digitalizar mis procesos en la empresa para obtener una ventaja competitiva en el medio plazo que me haga viable.

Estamos inmersos en lo que denominamos “economía digital”, sin embargo las consecuencias de esta economía para la empresa a priori son difusas. La digitalización no es un fin en si mismo, sino que de una forma óptima debe contribuir de forma positiva a crear valor en las empresas.

Como mencionábamos antes, el concepto de digitalización está asociado a términos comúnmente extendidos como la denominada “oficina sin papeles”. Detrás de la digitalización se esconde mucho más que ese concepto, la digitalización pasa a ser una estrategia dentro del contexto empresarial con clara orientación hacia el futuro que se apoya en el despliegue y uso de las tecnologías de la información para conseguir valor en su propuesta.

Así, la digitalización de nuestros procesos permitirá el cambio en los modelos de negocio a través de la mejora de los procesos debido a la utilización de las tecnologías de la información y comunicación.

Todo esto nos debería llevar a impulsar la creación de modelos digitales de negocio, pero ¿por qué?

Sólo deberíamos preguntarnos ¿Están satisfechos nuestros clientes con nuestra propuesta de valor? ¿podemos aportar más? ¿qué demandan mis proveedores? ¿y mis empleados? ¿qué actividades de la cadena de valor me hacen mejor que mi competencia y cómo se sustentan tecnológicamente? ¿cómo puedo utilizar la tecnología para mejorar mi organización? ¿cuál es el valor añadido que puede ofrecer mi compañía, posiblemente basándonos en la mejora continua de procesos operativos?

Debemos asumir que el mercado muta constantemente y requiere adaptaciones rápidas hoy y en el futuro, y la única forma de permanecer en esa dinámica es adecuando nuestro modelo de negocio a esos cambios facilitando el intercambio de información entre todos los actores del negocio.

Desde Zertifika llevamos ya varios años ayudando a nuestros clientes a alcanzar estas ventajas competitivas que les permita seguir siendo líderes en sus mercados. Ayudas en la externalización de procesos clave (BPO), implantación de soluciones de firma biométrica, gestión documental, herramientas para la gestión y mejora de procesos empresariales (BPM), etc. Son algunas de las demandas de nuestros clientes.

 

Según estudios realizados por distintas consultoras, se demostró que en el año 2013-2014 el grado de digitalización y explotación de esa información en nuestras pymes es todavía bastante bajo. Sin embargo, el 89% de los sujetos de este estudio apuntaron como requisito imprescindible de mejora este aspecto. El mayor beneficio descrito para la implantación de herramientas para la mejora de procesos y la digitalización de las compañías con un 43%, conscientes del valor añadido de la información “just in time” durante la ejecución del proceso.

La puesta en marcha de servicios en la nube disponibles a todos los partícipes en un proceso adaptando las necesidades de la compañía a los nuevos perfiles de usuario en movilidad será de vital importancia en estos años.

Para invitar a la reflexión dejo a continuación algunos datos asociados a la utilización de servicios en la nube que facilitan la disposición de información en procesos de valor en compañías y organizaciones de EEUU y como afectará la “computación en la nube” a los negocios en EEUU:

  • 5 billones ahorrados por el gobierno de los EEUU al año cambiando a servicios a la nube.
  • El 64% de las empresas han reducido los residuos y disminución de los niveles de consumo de energía después de cambiar a la computación en nube.
  • La computación en nube es de hasta 40 veces más rentable para la pyme en comparación con la alternativa de la gestión de sus propios sistemas de TI.
  • Para el año 2015 una de cada ocho empresas creará puestos de trabajo completamente funcionales en la nube, fuera de sus sedes.
  • El 89% de los empleados usan dispositivos móviles para conectarse a las redes corporativas.
  • Las empresas más pequeñas son capaces de sacarle mayor provecho a la tecnología en movilidad.
  • El 26% de compañías con 500-2000 empleados considera indispensable el uso de soluciones de movilidad para apoyo a su actividad, el 47% desean una oportunidad de apoyo a su actividad.
2018-09-03T17:02:17+00:00

Deja tu comentario

Información de contacto

Gremi de Cirurgians i Barbers nº48 1ºC

Teléfono: 902929223

Web: Zertifika